Entradas

Habbi Habbi, el lápiz para aprender idiomas

Esta es la historia de dos madres emprendedoras que buscan un producto educativo para sus hijos e hijas, que sea atractivo y que no comporte conectarse a internet o a ninguna pantalla. Y lo encuentran.

Se llama Habbi Habbi. Consiste en un lápiz que ayuda a aprender idiomas. Es un lápiz lector que cuando el niño o niña lo sitúa sobre cualquier punto de los cuentos de Habbi Habbi el lápiz traduce en audio la palabra que define la ilustración señalada. Además, el libro incluye sorpresas, dado que además de palabras también hay puntos en los que se reproducen sonidos o incluso canciones. De esta manera, los niños pueden pasar mucho tiempo delante de los libros aprendiendo vocabulario en castellano o inglés (de momento estos son los dos idiomas que ofrece el producto). Una actividad que, lógicamente, todavía se hace más enriquecedora si se comparte en familia.

En la tienda online de Habbi Habbi se puede comprar por 100 $ el pack inicial que incluye el lápiz lector y cuatro cuentos sobre primeras palabras, primeras frases, emociones y profesiones. La acogida ha sido tan buena que ya hay en preparación una decena de libros nuevos.

https://www.yotoplay.com/

El juguete interactivo sin pantallas

Yoto es una start-up londinense que ha desarrollado un juguete educacional e interactivo pero sin pantallas. Gracias al Yoto Player, desde pequeños los niños y niñas pueden escuchar música, escuchar cuentos y aprender un montón de cosas de manera segura y sin tener que relacionarse con ninguna pantalla. El sistema funciona mediante tarjetas, que se insertan en una ranura y Yoto reproduce el contenido. Esto permite restringir el contenido adecuado exclusivamente a la edad de los niños.

Hay 6 categorías de tarjetas: historias, música, podcast, actividades, efectos de sonido y radio. También hay una tarjeta Make Your Own, donde los niños pueden subir su propio contenido hecho en casa. El reproductor, aunque se puede cargar, también funciona con batería, haciéndolo portátil. Yoto Player también se puede programar como punto de luz para ir a dormir, por lo que se apaga automáticamente una vez pasada una hora de funcionamiento. Tiene un coste de 80 libras y 60 libras anuales para poder recibir en casa contenidos nuevos con regularidad.

https://www.yotoplay.com/

Bec-Dot, el juguete para aprender braille

La Rebecca es una niña de tres años que nació sorda. Sus padres tuvieron que aprender el lenguaje de signos para comunicarse con ella, y cuando lo haber hecho supieron que la Rebecca sufría el síndrome de Usher, una enfermedad rara que también afecta a la visión. Es decir, su hija también quedará ciega antes de llegar a los 10 años.

Fruto de esta dramática situación toparon con otra realidad: en el mercado hay muy pocos juguetes pensadas para niños con discapacidad visual, y ni una para aprender a leer con el sistema braille. Ante este escenario, el padre de Rebecca, que es ingeniero informático, decidió crear una. El resultado es Bec-Dot, una caja rectangular que enseña a los niños a leer en braille utilizando figuras, letras y piezas de colores. El juguete está impresa en 3D y vinculada a una app que permite programar las palabras a aprender.

El juguete ha conseguido el premio Not Imposible Limitless Award, concedido a una de las ferias más importantes del mundo de electrónica. Ahora el objetivo es producirla y venderla a un precio muy bajo para que puedan jugar niños y niñas con problemas de visión en todo el planeta.

Spark Plug

Tenía que llegar. Los coches de Scalextric ya se pueden controlar desde el dispositivo móvil, gracias a una app que sustituye el tradicional mando manual. Pero es que esta innovación ofrece mucho más al jugador: desde la app se puede restringir la potencia del resto de jugadores, pinchar la música preparada en las librerías digitales mientras se hace la carrera, escuchar los efectos especiales del mundo del motor, así como personalizar otros aspectos de la carrera para convertirla en una experiencia inmersiva.

De momento, el Spark Plug sólo se puede reservar en la página web oficial de la empresa por un precio de 14,99 libras esterlinas (16,75 euros), pero se prevé que comience llegar a todas las tiendas este otoño, a punto para la campaña de Navidad.