Storyball

Chen, Meir y Yuval son tres amigos de la infancia que fundaron originalmente Storyball con el objetivo de facilitar la rehabilitación y la fisioterapia para pacientes jóvenes. Pero una vez tuvieron el producto en las manos entendieron que habían creado un producto que combinaba el juego tradicional con historias interactivas, y sin necesidad de pantalla de por medio. Algo que tenía que estar al alcance de todos los niños y niñas del planeta.


El concepto de Storyball es crear la ilusión de que el niño o niña está dentro de un videojuego. Pero en lugar de pulsar botones, deben actuar de verdad. Es decir … si tienen que nadar, será necesario que se tiren al agua. El elemento central del juego es una pelota del tamaño de las que se utilizan en el béisbol. Cada bola incluye una historia con diferentes retos gamificados que se van anunciando mediante un audio: desde luchar contra malvados hasta bailar desesperadamente. Y, por supuesto, la consecución de estos retos se pueden compartir con los amigos. Y, para redondearlo, la bola se cubre con una funda de silicona que representa un personaje. Y cada funda incorpora nuevas historias y nuevos retos para conseguir. Una app también permite renovar el contenido periódicamente y seguir los progresos del jugador.


Storyball ha financiado gracias a la plataforma de crowdfunding Kickstarter logrando en poco tiempo 136.000$, cinco veces más de las previsiones de los emprendedores. El juguete se empezará a vender los próximos días pero ya se puede reservar.

https://www.kickstarter.com/projects/848480002/storyball-the-screen-free-smart-toy-that-keeps-kid