Luz para comer más

El ayuntamiento de Lund ha desarrollado un sistema de iluminación para los comedores de sus escuelas que tiene por objetivo reducir el desperdicio de alimentos. El proyecto consiste en crear un entorno favorable para que los alumnos de los centros se concentren más en los alimentos servidos y tengan una comida más calmada y provechosa. Es decir, para que no dejen tanta comida en el plato. El proyecto viene acompañado de una redistribución del comedor para optimizar el cambio en el sistema de iluminación, que también es más eficiente desde el punto de vista de los consumos.

Los responsables de las escuelas de esta ciudad danesa miden regularmente la cantidad de comida que se tira. Desde que se ha iniciado esta prueba piloto, estas cantidades se han reducido en un 20%. Los resultados definitivos del test se tendrán el próximo otoño.

http://lightingmetropolis.com/projects_post/canteen-lighting-for-reduced-foodwaste/