El 80% de las empresas miembros de clústeres consideran que formar parte de los mismos las posiciona mejor para encarar la crisis de la COVID19

Es una de las conclusiones de un sondeo de ACCIÓ, según el cual formar parte de un clúster ha aportado a las empresas más conexión con el sector, más información y conocimiento, y poder trabajar conjuntamente proyectos de innovación durante la pandemia.

Barcelona, 2 de septiembre de 2020

  • En el último año ha aumentado un 13% el número de empresas catalanas miembros de los 29 clusters que hay en Cataluña, que de manera agregada suman 2.600 socios, representan el 30% del PIB y generan más de 300.000 puestos de trabajo
  • Un clúster es una agrupación de empresas y agentes del entorno (como universidades y centros tecnológicos) de un mismo sector que comparten recursos, generan sinergias y se proyectan internacionalmente

El 80% de las empresas que forman parte de un clúster considera que el hecho de ser miembros les posiciona mejor para poder hacer frente a la crisis actual provocada por la COVID19. Es una de las conclusiones de un sondeo elaborado por ACCIÓ -la agencia para la competitividad de la empresa del Departamento de Empresa y Conocimiento-.

Según el sondeo, el 69% de las empresas aseguran que el hecho de formar parte de un clúster durante la pandemia les ha permitido conectarse con otras empresas del sector, el 60% disponer de más información y conocimiento y al 49% poder trabajar conjuntamente proyectos de innovación. En este sentido, según el director de la Unidad de Clusters de ACCIÓ, Joan Martí, “la crisis actual pone de manifiesto la necesidad de las empresas de transformarse y adaptar su actividad y modelos de negocio para hacer frente a nuevos retos globales “. En este contexto, según Martí, “el cambio estratégico es un eje clave de la política de clusters para impulsar la competitividad de la empresa, porque permite primero entender cómo reposicionar seleccionados y luego impulsar proyectos transformadores. Los clústeres están actuando como ‘refugios’ estratégicos donde compartir las medidas que las empresas están activando, conocimiento sobre cómo evoluciona el negocio y crear soluciones de manera conjunta “. De hecho, en los últimos meses, los 29 clústeres catalanes han estado trabajando iniciativas concretas para hacer frente a la emergencia provocada por la COVID19 en ámbitos como producción de material sanitario, la ciberseguridad y el teletrabajo, la educación en casa, la salud mental durante el confinamiento y la alimentación.

Crece el número de empresas en los clusters catalanes

Precisamente, el número de empresas que forman parte de clusters catalanes ha aumentado un 13% en un año. De este modo, actualmente en Cataluña hay 29 clusters que cuentan con 2.600 socios (entre empresas y otras entidades), que generan 300.000 puestos de trabajo y que representan el 30% del PIB. Según Martí, “Cataluña cuenta con más de 25 años de experiencia en política de clusters y disponemos de un ecosistema consolidado, al tiempo que en contando evolución, ya que más de la mitad de los clusters catalanes tienen al menos una década de trayectoria” , explica. “Que los clusters catalanes sigan creciendo y sumando nuevos miembros demuestra su importancia como herramienta de competitividad, especialmente en un contexto como el actual, lleno de retos, donde hay una acción conjunta y diversa”, asegura. Los 2.600 socios de clusters representan un tejido diverso de actores, ya que un 70% son pymes, un 13% de grandes empresas, un 10% de centros de investigación, universidades y proveedores de conocimiento; un 4,5% de startups, entre otros agentes del entorno.