MUwall, a tu medida

La idea es simple pero nadie la había tenido antes. Se trata de una pared que permite instalar los muebles infantiles en alturas variables, que se van cambiando a medida que el niño o la niña van creciendo. El MUwall es un proyecto que se está financiando por crowdfunding con la plataforma Kickstarter, y con mucho éxito, dado que sus impulsoras ya han logrado recoger más de 280.000 € de los 50.000 € iniciales que se habían fijado. Y es que la idea lo merece.

MUwall son paneles modulares que se instalan en las paredes de cualquier niño en edad de crecimiento (de 0 a 14 años). Después se eligen los accesorios que se quieren colgar, y es tan fácil como hacerlo a la altura que responda a las necesidades de la criatura. Y todo con una estática muy atractiva, materiales reciclables y elementos que una vez descolgados se pueden reutilizar.

Las hermanas Martina y Elisa Mukako prevén sacar el producto al mercado en agosto de 2020, y ya han generado una enorme expectación.

Muñecas sin género

Creatable World son las primeras muñecas de Mattel sin género. Esto significa que son neutros y personalizables para que cualquier niño o niña se pueda identificar sin prejuicios ni estereotipos. Se pueden escoger muñecas con el cabello corto o largo, y con todo tipo de complementos y accesorios que se compran por separado. Esto permite a los niños y niñas crear un personaje exactamente como quieren. De momento se han lanzado al mercado 6 modelos diferentes a un precio de 30 dólares cada uno y dirigidos a mayores de 6 años.

Con esta medida, el principal fabricante de juguetes del mundo, se suma a la tendencia de crear productos y servicios de género neutro o sin género. Hay marcas de ropa infantil, por ejemplo, que ya hace años que diseñan piezas neutras y que no separan el producto por género en sus tiendas.

https://www.mattel.com/es-lam/creatable-world

Recicla tus piezas de LEGO

Según los cálculos de la empresa danesa LEGO hay un promedio de 62 piezas de LEGO por persona en el mundo, y los niños y niñas del planeta ocupan 5.000 millones de horas anuales jugando. Pero ¿cuántas de estas piezas no se utilizan? ¿Cuántas quedan dentro de una caja, de un cubo o de una bolsa de plástico? ¿Y cuántos niños y niñas con pocos recursos estarían encantados de poder acceder?

Fruto de esta reflexión surgió el proyecto REPLAY. Mediante una web específica, la compañía ha puesto facilidades para que los propietarios de piezas de LEGO de Estados Unidos puedan dar a otros niños que no tienen recursos suficientes para comprarlas. La iniciativa se ha articulado a través de las ONG Teach For America y Boys & Girls Clubs of Boston, que serán los encargados de recibir las piezas y darles una nueva vida.

Con este sencillo proyecto, LEGO logra reposicionar la marca alrededor de unos valores universales como la solidaridad y la reutilización, y, al mismo tiempo, hacer llegar más producto a más niños y niñas sin prácticamente ningún coste.

https://www.lego.com/en-us/campaigns/replay

Un restaurante para niños

White & The Bear es un restaurante infantil de dos plantas situado en el barrio de Jumeirah, en Dubai. Ha sido diseñado por el estudio Sneha Divias Atelier con una mirada totalmente infantil: mesas y sillas minúsculas, lavabos y grifos de tamaño pequeño para los baños, cocina adaptada para niños, cubiertos de alta seguridad, una tienda, un taller para organizar actividades y hasta incluye un espacio para fiestas.

El 85% del comedor está pensado para los niños, y sólo un 15% para los adultos que los acompañan. Por supuesto, la carta de platos también está pensada para atender las necesidades y los gustos de los pequeños comensales.

Uno de los aspectos relevantes del proyecto es que los diseñadores han intentado crear un entorno neutro, evitando los colores llamativos que habitualmente se atribuyen a los más pequeños. El motivo es deliberado: quieren fomentar la curiosidad y las relaciones entre los clientes, sin elementos externos que influyan demasiado.

https://thehuntr.com/white-and-the-bear-dubai/

El pack imprescindible para viajar en avión

El pasado 2 de septiembre se celebraba en Estados Unidos el Labor Day, una festividad que siempre supone un fin de semana de tres días, ideal para hacer turismo interno. De hecho, se preveían 15 millones de desplazamientos en avión, y muchos de ellos en familia. Conscientes de ello, Kraft Foods lanzó al mercado el In-Flight Relief Pack, una mochila llena de cosas imprescindibles para tener un trayecto tranquilo y sin rabietas.

La mochila incluye unas barras de queso con las que los niños y niñas podrán hacer figuras antes de comerlas. Unas figuras que deben encajar en los espacios que hay en el libro incluido en el pack. Dentro de la bolsa también hay un cojín ergonómico de viaje, una máscara para los ojos y unos auriculares, que tanto pueden utilizar los pequeños como sus acompañantes.

Bixbee, imaginación y negocio

Este mes de septiembre Chicago acogerá durante tres semanas Bixbee Imagination Station, un espectáculo interactivo e itinerante dirigido al público infantil y que han bautizado como “un safari de la imaginación”. Gracias a un montón de recursos tecnológicos, los asistentes pueden hacerse un selfie dentro de la boca de un tiburón, compartir secretos escondidos en las flores, cabalgar sobre un unicornio por dentro del Arco Iris o disparar un espectacular juego de luces y efectos con el ritmo de un tambor. Las entradas cuestan a partir de 15 dólares, pero también hay packs para grupos e incluso se puede reservar el espacio para celebrar fiestas de cumpleaños.

Bixbee es una marca de ropa infantil fundada en San Francisco en el año 2011. Y una de las maneras que ha encontrado para obtener visibilidad, promocionar sus productos y obtener mayores ingresos es mediante este show interactivo en formato pop-up y que, por supuesto, incluye también una tienda con producto.

Zapatos para toda la infancia

Según las Naciones Unidas hay 783 millones de personas que viven con menos de dos dólares al día, y millones de estas personas son niños y niñas que a veces no tienen para comer y casi nunca para comprarse unos zapatos. A partir de ahí nació BECAUSE, una joven empresa que ya factura 2,5 millones de dólares anuales fabricando productos para mejorar la vida de estas personas.

Uno de los productos más sorprendentes son unas sandalias extensibles hasta cinco tallas y ultrarresistentes. Cuestan entre 15 y 20 dólares y están pensadas para que las compren ONG, administraciones o particulares que las quieran distribuir por los países con más necesidad. La idea de modelo de negocio no debe ser mala, dado que sólo el 2018 se vendieron más de 100.000 pares de zapatos extensibles. La misma empresa también ha fabricado unas tiendas anti-malaria para que los niños puedan dormir sin contraer la enfermedad.

Mucho más que dibujos animados

El canal de televisión infantil Nicleodeon ha adquirido Sparkles, una plataforma de contenidos especializados en el público infantil, con el objetivo de enriquecer su propuesta y de fidelizar a su público. La idea de la operación es asegurar que los espectadores de Nickleodeon no se conformen al ver episodios de la Patrulla Canina o de cualquier otra serie, sino que pueden luego acceder a juegos educativos con sus personajes favoritos, ver contenidos exclusivos sin publicidad y ajustados a su edad, e incluso, dar herramientas a los padres y madres para jugar con sus hijos sin necesidad de tener ninguna pantalla cerca. El resultado del proyecto es un servicio de suscripción llamado Noggin.

Uno de los puntos fuertes del nuevo servicio es el background que aporta, con profesionales del sector de la educación y los contenidos infantiles con más de 30 años de experiencia. Los profesionales de Sparkles han trabajado regularmente con centros educativos y servicios del ámbito social y de la salud.

El kit para volver a la escuela

El modelo de negocio basado en la suscripción está arraigando con fuerza en Estados Unidos, y algunas compañías ya lo están evolucionando y añadiendo elementos diferenciadores. Es el caso de KidBox, que ofrece ropa infantil. Los clientes de esta compañía establecen el perfil del niño o niña que quieren vestir (colores, carácter, prioridades…), y a partir de ahí crean una caja que incluye seis o siete piezas de ropa y que se recibe cada estación (primavera, verano, otoño e invierno) y una extra de vuelta al cole.

La novedad es que el cliente no tiene por qué quedarse todos los productos que van en la caja, y sólo paga por aquellos que acaba comprando. Eso sí, si se queda la caja entera, KidBox regala un conjunto de ropa infantil a entidades benéficas. Además, el cliente también tiene la opción de saltarse uno de los envíos estacionales, si lo considera oportuno.

El precio del servicio es sólo de 90 euros anuales, y no tiene ningún gasto de envío en Estados Unidos. La compañía nació hace cuatro años y no ha parado de crecer con este modelo de negocio.

Colores multiculturales

Los niños y niñas que dibujen y pinten con colores de cera ya tienen a su alcance una gama específica para los colores de piel. La empresa Crayola acaba de lanzar al mercado una colección con ocho colores que representan la mayoría de colores de piel que se pueden encontrar en el planeta. El objetivo es que los niños y niñas puedan hacer creaciones artísticas más realistas e inclusivas y que, al mismo tiempo, vean la diversidad racial como algo enriquecedor. Los colores de cera son de tamaño grande y están hechos sin ningún producto tóxico.

El pack Multicultural Large Crayons 8 Count se puede comprar en la misma web de Crayola por un precio superior a los dos euros. En su momento, la compañía ya había creado una línea similar con los rotuladores lavables.