Bec-Dot, el juguete para aprender braille

La Rebecca es una niña de tres años que nació sorda. Sus padres tuvieron que aprender el lenguaje de signos para comunicarse con ella, y cuando lo haber hecho supieron que la Rebecca sufría el síndrome de Usher, una enfermedad rara que también afecta a la visión. Es decir, su hija también quedará ciega antes de llegar a los 10 años.

Fruto de esta dramática situación toparon con otra realidad: en el mercado hay muy pocos juguetes pensadas para niños con discapacidad visual, y ni una para aprender a leer con el sistema braille. Ante este escenario, el padre de Rebecca, que es ingeniero informático, decidió crear una. El resultado es Bec-Dot, una caja rectangular que enseña a los niños a leer en braille utilizando figuras, letras y piezas de colores. El juguete está impresa en 3D y vinculada a una app que permite programar las palabras a aprender.

El juguete ha conseguido el premio Not Imposible Limitless Award, concedido a una de las ferias más importantes del mundo de electrónica. Ahora el objetivo es producirla y venderla a un precio muy bajo para que puedan jugar niños y niñas con problemas de visión en todo el planeta.